La bailarina de “la Caixa” de música

Los ballets rusos de Diaghilev

CaixaForum Madrid. 17 de febrero-3 de junio de 2012

Bajo el sugerente título “Cuando el arte baila con la música” me sumerjo en un espacio oscuro en el que una música de piano, repetitiva y penetrante, de la que se distinguen unos sonidos casi fantasmagóricos de lo que tras unos segundos se revela una lección de ballet, se combina con unas imágenes espectrales de viejas bailarinas danzando y con las que uno se siente abrumado por una sensación mágica de estar contemplando unos ojos, unos brazos, un cuerpo que ya no existe, pero vivo de alguna manera en una especie de limbo de celuloide, sintiendo en primera persona algo semejante a lo que Roland Barthes exponía en su obra sobre fotografía La cámara lúcida (1980). Todo esto se me antoja como un viaje en el tiempo a una época que creo mejor, una época en la que aún la gente se permitía soñar y que gracias a esta exposición creada por el Victoria and Albert Museum y organizada por La Caixa, se nos ofrece hoy como un regalo con el que satisfacer esa curiosidad innata e imperecedera de la humanidad por retar lo imposible y conocer aquello que el tiempo ya ha matado, como el caso de los Ballets Rusos de Diaghiev. A la manera de las viejas bailarinas de las cajitas de música, el vestido de la bailarina Lydia Lopokova para el papel del Sílfide en Les Sylphides (1916), tan hermoso, pero tan frágil en su antigüedad, desprende un aura que traspasa las frías vitrinas, conmoviendo al espectador que se imagina como ese objeto inanimado ha ganado la lucha de la inmortalidad (al menos momentánea) a esa mujer que un día lo habitó y de la que hoy no queda más que un recuerdo. La museografía de la exposición (siendo un gran acierto el encargo de su diseño a un escenógrafo) es la gran “protagonista secundaria” de una muestra de vocación documental en la que vídeos, fotografías, bocetos de diseños y vestuario recrean de forma excelente no solo el ambiente de los míticos ballets rusos, sino el aire de bohemia que se debió respirar, siempre con el sonido de fondo de esa música de piano, repetitiva y penetrante.

Ana Ferrero Horrach

2 pensamientos en “La bailarina de “la Caixa” de música

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s