Sacar arte de la tierra

Hay una belleza muy particular y es esa que consiste en domesticar lo salvaje. Ciertamente hay algo verdaderamente atractivo en controlar lo aparentemente incontrolable: hombre y mujer cuál jinetes de la naturaleza. Una de las técnicas más ancestrales, la de la cerámica, nos remite a esta proeza, y es que tierra, fuego, aire y agua son dominados en este proceso: una obra armoniosa es compuesta desde la hosquedad de estos cuatro elementos. Aquí radica el prodigio.

A pesar de toda la poesía con la que he intentado describir la cerámica, la realidad es que ésta continúa siendo una técnica no del todo comprendida y algo infravalorada por el mundo del arte debido a sus connotaciones artesanales, aunque artistas de la talla de Picasso, Miró o Barceló hayan experimentado muy fructíferamente con ella.

La exposición “Fet a mà. Cerámica artística en Mallorca”, presentada por el CCA Andratx, es una buen argumento para demostrar la belleza y el arte que puede esconderse en la cerámica. La muestra no solo es atractiva, sino que también es original, interesante y bien resuelta museográficamente. Aunque de pequeñas dimensiones, la sala que acoge la muestra transmite una sensación de paz y buenrollismo con dejes zen que podríamos creer irradiada por la energía de la ancestral materia prima utilizada. ¿Por qué no ponerse mística de vez en cuando?

Algunos de los artistas participantes en esta colectiva se han venido especializado en la cerámica, otros, provienen de diversas disciplinas y ésta es su primera incursión en el terreno. Un hermoso mural realizado por Marta Murgades (Orígens) domina majestuosamente el espacio de la muestra. Las orillas prohibidas es una obra no especialmente innovadora pero sí muy seductora de Vicenç Ochoa construida a partir de cerámica y bases de luz. Miquel Segura hace una propuesta con trabajos en gres policromado jugando con las formas cúbicas y la combinación de otros elementos en la obra Engabiats, de mucha gracia. También la serie Icara – Icarus de Stephan Ebert tiene algo de especial al recrear con terracota esculturas que recuerdan irremediablemente a las realizadas en mármol durante la época clásica. En definitiva,  es una muestra interesante, diferente y bella, por lo que vale la pena una escapada a Andratx y conocer de qué manera nuestros artistas son capaces de sacar arte de la tierra.

Crítica publicada en el Diario de Mallorca día 30 de abril de 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s