El color de la Aurora

Si pudiera colorear un recuerdo en blanco y negro, ¿sabría qué colores emplear? ¿Cómo pintar el pasado sin pervertir su memoria y conseguir que éste sea más vívido e intenso? Hasta ahora el recuerdo que se tenía de Aurora Picornell, la famosa feminista mallorquina y líder comunista asesinada la noche de Reyes del 36 por “roja” con 24 años de edad dejando huérfana a su hija Octubrina en el terreno personal, y a tantos otros en el plano ideológico, era el que nos regalaba una antigua fotografía en blanco y negro múltiples veces reproducida. Hoy, gracias a la magia que esconde el talentoso trabajo de Sandra De Jaume – la artista encargada de la difícil misión de retratar un personaje convertido casi en leyenda-, la Aurora mallorquina ha recuperado su luz. O al menos, ha recobrado con gran acierto lo que pudo haber sido.

De Jaume es una virtuosa retratista que ha hecho de la representación de la mujer la temática que vertebra gran parte de su producción. Como es habitual en su modus operandi, la artista ha realizado una minuciosa labor de documentación que la ha llevado, entre otras cosas, a leer el libro Aurora Picornell, de la Historia al símbolo de David Ginard, para adentrarse en la personalidad más profunda de la joven dirigente. De Jaume, caracterizada por una casi obsesiva necesidad de trasladar fielmente a la pintura la realidad perceptible en una imaginaria y reñida competición con la fotografía, ha investigado rigurosamente los tejidos y las vestimentas de los años 30 para intentar recrear el vestuario de esa época, así como el tipo de piel y cabello que debió tener Aurora. La observación pormenorizada del retrato estremece por el grado de detalle conseguido. Los colores que la artista ha elegido, por otra parte, guardan un evidente simbolismo del que el abrigo rojo es un claro ejemplo.

Pero más allá de toda esta admirable labor de recreación histórica, lo verdaderamente destacable es la manera como la artista ha sabido capturar la esencia de la mujer representada. Al mirar fijamente a los ojos de la Aurora retratada por De Jaume, es posible sentir un destello de la alegría, el optimismo y la fuerza que supuestamente poseía esta “Pasionaria mallorquina”.

Este retrato ha sido el resultado del encargo que el Consell hizo a De Jaume con motivo del nombramiento de Aurora Picornell como Hija Predilecta de Mallorca. En su presentación oficial el pasado martes 6 de marzo, las autoridades anunciaron con más pompa que vergüenza que se trata del primer retrato de una mujer que cuelga del Consell de Mallorca. Increíble pero lamentablemente cierto. Sí, estamos en el 2018.

Sin duda merece la pena una visita al Salón de Plens del Consell de Mallorca en donde cuelga la obra, previa visita concertada, y así poder ver de cerca con qué colores ha amanecido la nueva Aurora.

Crítica aparecida originalmente en el Diario de Mallorca el 12 de marzo de 2018

A. PICORNELL Sandra De Jaume - copia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s