La competición en todos sus significados

Si pensamos en competición, es probable que inmediatamente lo asociemos al ámbito deportivo. Es posible que tras algunos segundos de reflexión, incluso hagamos extensible el concepto a otros campos como el artístico. Pero la significación que para los antiguos griegos tenía la competición es algo que ciertamente se escapa a nuestro entendimiento y proceder diario. La competición fue algo esencial en la cultura de la Antigua Grecia. Para ellos, el espíritu competitivo era algo inherente en la naturaleza humana que permitía mejorar al individuo al mismo tiempo que representaba la personalidad colectiva y reforzaba la cohesión social. En un pueblo formado por múltiples estados continuamente compitiendo entre ellos, la competición abarcaba todos los ámbitos de la sociedad, sobre todo de las clases pudientes, y era algo connatural en múltiples facetas de su vida… e incluso muerte.

La exposición que puede visitarse estos días en el CaixaForum es una propuesta excepcional para conocer una selección de piezas que hablan de la manera como entendían el juego, el deporte y la competición en general en la Antigua Grecia. Organizada con la colaboración del British Museum mediante un acuerdo estratégico entre ambas instituciones, se trata de una oportunidad única para ver obras maestras restauradas para la ocasión exhibidas por primera vez fuera de Londres.

A través de esculturas, relieves, cerámicas, bronces, joyas y objetos cuotidianos, el visitante podrá adentrarse en el complejo concepto heleno de la competición, presente en los juegos infantiles, acontecimientos deportivos, certámenes musicales y teatrales, posesiones materiales y objetos de lujo, en el logro de una mayor presencia pública y reconocimiento, y finalmente, en la obtención de una suntuosa tumba que asegurara la superioridad más allá de la muerte.

Además, la exhibición cuenta con fantásticos recursos de mediación que posibilitan que el público disfrute de la muestra al mismo tiempo que aprende sobre el complejo mundo griego: no sólo hay explicaciones de los ámbitos temáticos en los que se divide la muestra, sino que cada obra está profusamente explicada en un lenguaje cercano. Por otra parte, como es habitual en todas las exposiciones del CaixaForum, una sección del recorrido está reservada para un espacio didáctico enfocado especialmente a los más jóvenes. En esta ocasión, se propone la recreación de escenas aparecidas en las obras que se acaban de ver en la exposición mediante el attrezzo disponible y un juego de sombras muy conseguido. Muy recomendable.

Crítica aparecida en el Diario de Mallorca el 14 de enero de 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s