Reales distopías

El peculiar espacio del Gabinete de Es Baluard acoge una curiosa exposición colectiva estructurada bajo el pretexto de la recreación de situaciones del mundo actual predichas asombrosamente por el escritor inglés James Graham Ballard (1930 – 2009). La elección de este escritor como eje conceptual de la muestra no es casual. Como se explica en el texto de sala, la correspondencia entre Es Baluard y Ballard viene determinada por la similitud de su grafía que Google relaciona inmediatamente en sus motores de búsqueda.

En sus novelas de ciencia ficción, Ballard habla de una sociedad dominada por las pantallas, con cambios urbanos marcados por las mudanzas de hábitos, paisajes insólitos y cambio climático. En definitiva, Ballard imagina una sociedad distópica que con el tiempo se ha llegado a materializar. De hecho, las obras de Helena Almeida, Diana Coca, Juana Francés, José Guerrero, Tadashi Kawamata, Anselm Kiefer, Mati Klarwein, Marina Núñez, Guillermo Pérez Villalta, Francisco Ruiz de Infante, Amparo Sard, Baltazar Torres, Marcelo Víquez y Wols que se han seleccionado para esta exposición muestran que ese escenario alternativo visionado por Ballard ha llegado a convertirse en realidad.

El visitante se encontrará con un estimulante espacio invadido por la instalación de Francisco Ruiz de Infante, que induce al espectador a imaginar qué misterioso suceso ha podido ocurrir a partir de la observación de una serie de pruebas escampadas por la sala. Muy bella la obra A experiência do lugar de Helena Almeida y las inquietantes fotografías de la serie “Arlés Bruto” de Diana Coca en las que la artista deconstruye la imagen de mujer como muñeca rota, fetichizada y objetualizada. Los cambios en el urbanismo actual se pueden apreciar en las obras Island of a perfect world III de Baltazar Torres y Favela Plan de Tadashi Kawamata.

Es encomiable el trabajo de investigación llevado a cabo por el equipo de Es Baluard y su esfuerzo por dar coherencia conceptual a una muestra basada en la exposición de obras pertenecientes a la colección del propio museo.

Crítica de arte publicada en el Diario de Mallorca originalmente el 11 de febrero de 2019

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s